jueves, 25 de septiembre de 2008

Me quieren robar, yo los quiero enfrentar. Parte uno.


Memi, mi cuñada, deja el auto en la puerta de casa, se baja con la torta en los brazos y toca el timbre. Abro la puerta y le sostengo la torta, ella me pide que la acerque a casa. Afuera un flaco mira el auto, eh, le grito, con una piedra revienta la ventana del conductor y los vidrios quedan desparramos en toda la vereda y el asiento. Estira la mano y saca la cartera. Grito de nuevo, dejo la torta tirada en la mesa y lo corro. El flaco sale a toda velocidad hacía la esquina, allí lo espera un amigo y los dos corren por el descampado y se meten a la única calle que queda de lo que fue: la villa “el bordo”. Pienso en entrar, pero vuelvo a pensar y no lo hago.

- Todos los días pasas por acá, como nos vas a robar… la cartera devuelvan por lo menos, grito.

Me doy vuelta y lo veo a mi viejo y a mi primo que vienen atrás. Lo espero y entramos al callejón. Es amplio, hay casas a los dos costados. Un viejo está parado al lado de su alambrado. Le preguntamos por unos chicos, solo queremos los documentos, decimos, recién salgo, responde. En la punta hay una casa abandonada. Al lado otra, que están pintando. Avanzamos un poco más, pero decidimos volver, nadie va a decir nada.

Memi llora, siente impotencia, la policía llega, hacemos la denuncia. El oficial en una hoja vieja anota las cosas que había en la cartera. Tarjetas de crédito, trescientos pesos, el celular y papeles, muchos papeles. Mi hermano me habla para saber que pasó, que cagada dice mi viejo.
El policía me pregunta como es el tipo. Lo describo: flaco, morocho, de remera gris y con gorra. En su libreta anota los rasgos que le dije. Se van. Al rato vuelven, me hablan, me dicen que a la vuelta otro móvil tiene a un pibe con las características que di.
- A la vuelta, sobre Dean Funes, otro móvil tiene a un pibe con las características que diste, me dice el oficial.
- Te animas a ir, me pregunta el otro.
- Si, vamos, le digo.
Me subo a la camioneta de la CAP. Nunca antes había estado en un móvil policial. Damos la vuelta y paramos en la esquina, para que lo podamos ver y él no me vea. Un flaco está con la moto estacionada a un costado y las manos arriba de la chata masticando bronca. Lo entiendo, no es él, es más flaco, este es musculoso, digo.
Un llamado de radio y lo sueltan.
La tarde pasa y no hay noticias de los pibes que rompieron el vidrio y sacaron la cartera de mi cuñada.

- ¿Y?, me preguntan cuando vuelvo.
- No era, este era más musculoso.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Profe: es cierto está dura la calle,los comentarios de arrebatos se reproducen y si no te ha pasado nada salis con miedo a la calle, porque hay que seguir saliendo. No podemos quedarnos encerrados por miedo.La causa de este flagelo es múltiple y cada uno quiere aportar su granito de arena.
Gracias por relatar las cosas que nos pasan...

martín m. dijo...

fabio!!

con semejante textos pensabas abandonarnos??

no señor!!

brindo tu narrativa, campeón
(veo que hay influencias que usaste y me gusta como quedan, che)

las observaciones y sugerencias que se me ocurren te las digo en persona, meta?

un abrazo...

Rodrigo dijo...

No es la primera experiencia de ese tipo que tenes por la zona. La verdad que todos los dias escucho a algun amigo o conocido contando algun incidente de caracteristicas similares. La verdad que pareciera que tenemos que acostumbrarnos...tenemos que acostumbrarnos?. Es un bajon!.
Saludos.

Ediciones ::: 512 dijo...

salud profe. aquí el pelado te saluda, nos vemos el miércoles

El Profesor dijo...

Ale anonima, gracias por entrar al blog, y dejar tu comentario. Espero que sigas entrando, y prometo que voy a volver a los temas de la escuela.

Saludos

El Profesor dijo...

Martin, amigo, ahi dejo la segunda parte, todavia falta una tercera, y lo único que espero es que no haya una cuarta.

Esta vez por mis ansias de subir algo no trabaje en la forma, solo intente hacer oraciones mas largas

un abrazo para mi poeta preferido

El Profesor dijo...

Rodri gracias por estar siempre, y por dejar tus comentarios que siempre suman.
tengo muchas ganas de que nos encontremos, por lo menos por chat asi nos contamos de nuestra visdas. y se en que andas.

un abrazo grande amigo

El Profesor dijo...

Pelado como estás, que buweno que entraste, como verás es algo que no tiene mucho que ver con lo que escribo habitualmente.

es por eso que se me hace complicado actualizarlo diariamente al blog, porque es como que tengo sentarme a escribir y escribir cosas diferentes, ya voy a ver si comienzo a subir cosas más literarias, como el texto de yacuiba para ver que opinan mi escasos lectores

un abrazo y nos vemos pa el asado del miercoles