lunes, 6 de julio de 2009

Sentimientos

Nunca voy a ser un escritor de verdad. No puedo terminar de escribir un cuento sin errores. Nunca encuentro las palabras justas, me como las comas, utilizo mal los puntos. Siempre hablo de lo mismo, de sexo y droga.
Escribo esto, después de leer el diario de Natale, la canción de Bjork, el poema de Rama, "LAS GOTITAS SE HACEN MÁS Y MÁS GORDAS MIENTRAS CHOCAN CON EL MUNDO", luego de leer Fabian Casas, de leer Asterix, el encargado, o EL BOSQUE PULENTA, y enamorarme de Máximo, porque es impecable, y yo no lo soy.
Buenas noches.

9 comentarios:

Alejandro Arriaga dijo...

relajate, escribi cuentos que sean un solo gran error, no busques en vano las palabras justas, enamorate de decir las injustas, comete las comas, que los intervalos muchas veces apagan el fuego, grita sin puntos, y mucho que hablan siempre de lo mismo lo hacen fantaticamente atractivo.
solo hace falta tener algo que decir, sino hay, mas vale no intentar porque todos los sabores ajenos, terminan haciendote ajeno.
buenas noches.

Alejandro Arriaga dijo...

digo no mas yo. la posta la tiene uste.

Zebra dijo...

Siempre queda hacer del error un estilo propio... ¿No?

Fabio Martinez dijo...

Alejandro muchas gracias por las palabras, la verdad que me estoy complicando bastante con esto de querer cambiar las formas en que cuento las cosas.
Pero gracias por las palabras

Zebra, gracias por el consejo, y es un placer tenerte por acá,
no me queda otra que seguir trabajando los cuentos cada día un poco más, y si no funciona dejandolos de lado y empezar con uno nuevo

Abrazos para los dos

Rodrigo dijo...

Yes Yes Yes!! Este blog mejora momento a momento! Vas por buen camino

Pablo Natale dijo...

El hermano de Máximo decía: "La idea de Literatura es una idea que impide escribir".
Abajo las mayúsculas.
Sólo escribir. Escribir. Contar historias. Como si todos estuviésemos sentados a tu mesa. O como si no hubiese nadie en tu mesa e igual tuvieses ganas de hablar. Escribir. Escribir. Contar historias. Escribir.
En el día de la independencia.
Fuerza!

Fabio Martinez dijo...

Hola pablo, gracias por las fuerzas,
te estoy haciendo caso, y estoy leyendo y escribiendo, pero lo que me mata es esa maldita idea de contar las cosas de otra manera, como para alejarse de la sombra de carver,
no se si pudiste leer el cuento de las promotoras, ese fue un intento,
abrazos

Guillermina dijo...

Holaaa!
Te entiendo, de pies a cabeza... porque a veces (por no decir que casi siempre) me siento como vos.



Un Beso.
Leí el cuento de las promotoras, y me gustó. Si que si.

Fabio Martinez dijo...

hola guillermina, gracias por leer el cuento y compartir sentimientos,
no estamos solos

abrazos