jueves, 19 de junio de 2008

Me quieren echar

S, que es un chico petiso con cara de pobre angelito, le pega una patada en el culo a N, que es una chica flaca y alta con cara de picara. N le devuelve la patada y se va para atrás. S, la sigue. Me acerco y lo agarro del brazo para detenerlo. La patada queda en el aire.
- Qué les pasa, pregunto con voz firme.
No me contestan. Los amenazo con ponerle amonestaciones. Del brazo lo llevo a S a su banco y lo siento. Nadie me dijo que a un menor no se le puede poner un dedo encima.

2 comentarios:

eme-eme dijo...

ey fabio!! está quedando pituco el blog del profe!! es verdad, nadie puede tocar a un menor, aunque eso a veces te limite a la hora de ponerlos en su lugar. amonestálos de una, diría alguien. un abrazo. martín.-

niko promo-heineken dijo...

profe encuentro muy interesantes los textos, creo q voy a robar algunos,mucha suerte y no aflojes....(ojala vuelvan los tiempos de test mach promo-heineken para recuperar buenos momentos, juntarse de nuevo xq perdi mucho tiempo,un abrzoo)